sábado, 19 de noviembre de 2016

pain?

¿Sabes? Me sorprendo a mi misma cuando digo que ya no acepto más dolor, pero siempre llega más.
Supongo que estoy hecha de errores que nunca debí conocer.
Incompleta como:
Unos labios sin sonrisa, unos ojos sin vista.
Una lampara sin luz, una canción sin sonido.
Una canción de Andrés sin su voz...
Supongo que todo lo que quiero es volver a ver(me) sonreír.
No quiero despertarme con el mismo dolor reclamando mi tiempo, aún cuando le digo que ya no, que para él se me agotó la pila del reloj.